Derecho al Voto

El derecho a votar y a que el voto personal sea contado de manera justa, es un derecho fundamental de los ciudadanos americanos.

En 1965, el Congreso pasó el Acta del Derecho al Voto, una de las leyes de derechos civiles mas efectivas promulgadas.

El Acta dejó sin efecto las peores leyes de Jim Crow en el South, tales como los examenes de literatura y otros dispositivos creados para mantener a los afro-americanos fuera del proceso de votación.

El derecho al voto libre por el candidato de elección, es la esencia de la sociedad democrática, y cualquier restricción de este derecho ataca directamente al corazón del gobierno representativo.”

–       Presidente del Tribunal de los E.E.U.U., Juez Earl Warren, Reynolds v. Sims (1964)

Nuestro Sistema de Votación Actual

A pesar de que hemos avanzado desde el 1965, el sistema de votación Americana tiene numerosas barreras y faltas:

  • Nuestro sistema de registro es anticuado e incomodo. En muchas ocasiones hasta parece estar diseñado para prevenir que la mayor cantidad de personas posibles puedan votar.
  • Las elecciones son manejadas muy pobremente- la boleta de votación es confusa, no hay suficiente lugares de votación, las filas de votación son tan largas que desmotiva la votación.
  • Las máquinas de votación insegura y con fallas pueden dejar de computar votos o computar los votos de manera incorrecta.
  • Las personas con felonías, aun hayan servido su tiempo en prisión, no pueden votar.

Muchas veces, estas fallas en el sistema de votación afectan a las personas de color manera desproporcionada y apartan a las comunidades que ya son marginalizadas del proceso de votación. La nuevas barreras a la votación, tales como el requerimiento de tener una identificación restringida y otras prácticas engañosas probablemente privarán de los derechos a muchos millones más de personas.

Que Podemos Hacer

Los derechos al voto y las elecciones con integridad dependen de una administración de varias jurisdicciones. Por cada ciudadano en edad de votar, la meta de América debería ser:

  1. Cada ciudadano que quiere registrarse, es registrado;
  2. Cada ciudadano que quiere votar, puede votar; y
  3. Cada voto que es emitido es un voto contado.

ACLU-DE es un vigilante de los derechos al voto. Nosotros creemos que debemos revitalizar el proceso democrático a través de políticas que alienten la participación del votante, y eviten las políticas que mantienen a los ciudadanos fuera del proceso.

Bookmark the permalink.